viernes, 6 de diciembre de 2013

¿EN QUÉ CONSISTE SABER UNA LENGUA?


 


· En otro lugar, nos hemos ocupado ya de describir cómo se aprenden las lenguas. Hoy, nos proponemos responder a otras preguntas complementarias: ¿En qué consiste saber una o varias lengua(s)? ¿Qué grado de competencia hay que alcanzar en cada una de ellas, para poder afirmar que son dominadas y se conocen? En las respuestas dadas a estas preguntas, reina una gran confusión y un enorme desvarío. En efecto, en Cataluña, cuando de comprensión-expresión oral y escrita se trata, los miembros de la casta política, los “todólogos” o “tolosas” (esos que disertan sobre todo, sin saber de nada) e incluso una buena parte de los profesionales de la enseñanza hablan o escriben, como dicen en Almagarinos (pueblo del Bierzo Alto), al sabor de la boca, i.e. sin ton ni son y sin conocimiento de causa. Por eso, acudamos a la sociolingüística  y a la lingüística, para tener una respuesta fundamentada, razonada, motivada, objetiva y sistémica.

· El sociolingüista Basil Berstein, progenitor de la teoría de los dos códigos”, distingue dos grados diferentes en el dominio de una lengua. Por un lado, está el “código restringido”: la lengua de las clases trabajadorasdesfavorecidas económica, social y culturalmente— que permite la comunicación coloquial, en situaciones no formales, y que conduce, más frecuentemente, al fracaso escolar. Y, por el otro, el “código elaborado”: la lengua utilizada por las clases medias, favorecidas desde el punto de vista económico, social y cultural; la lengua de las situaciones formales de comunicación; la lengua vehicular en la escuela y que conduce, normalmente o más frecuentemente, al éxito escolar.

· Según B. Berstein, para desenvolverse con eficacia, en cualquier situación de comunicación, oral o escrita, y para fundamentar el éxito escolar, profesional y social, no es suficiente con el “código restringido” (la lengua coloquial y cotidiana). Por eso, la adquisición del “código elaborado” es, al mismo tiempo, el objetivo que se debe conseguir en la escuela y, al mismo tiempo, el instrumento para alcanzarlo. Esta última aseveración conclusiva pone en entredicho la marginación de la que es objeto el español como lengua vehicular en la escuela catalana.
· Ahora bien, ¿en qué consiste el “código elaborado”? ¿Qué permite hacer este código? Aquí reina también una gran confusión, un desconocimiento, una ignorancia y una desinformación generalizados. En efecto, la casta política y sindical, los “todólogos”, gran parte de los profesores y el ciudadano de a pie suelen confundir la “competencia lingüística” (Noam Chomsky) con la “competencia comunicativa” (Dell H. Hymes).

· Según el padre de la gramática generativa y transformacional (GGT), la “competencia lingüística” es la capacidad de un locutor para producir y comprender un número infinito de frases. Y con su teoría gramatical, Chomsky ha pretendido precisamente describir esta competencia. Ahora bien, dominar el “código elaborado” o poseer una “competencia comunicativa” es mucho, mucho,… muchísimo más que esa capacidad de construir frases o de no hacer faltas de ortografía, como piensan muchos indocumentados.

· El “código elaborado” de Berstein puede ser asimilado a la “competencia comunicativa” de Hymes. En base a estas dos nociones y tanto para uno como para el otro, un locutor domina una lengua cuando es capaz de producir y comprender un número infinito de textos, en situaciones de comunicación diversificadas; es decir, si es capaz de dominar las habilidades (skills) para comunicar oralmente (comprender y expresarse) y por escrito (leer y redactar). Ahora bien, para ser capaz de hacer esto, no es suficiente la “competencia lingüística” (capacidad de construir y descodificar frases). Es necesario poseer, además, una “competencia textual o discursiva”, que nos permita construir y descodificar textos.

· En efecto, basta con que pensemos en nuestros comportamientos lingüísticos para verificar que, normalmente, producimos o descodificamos textos (conjuntos estructurados o series coherentes  de frases). Sin embarg0, esta  capacidad, tanto en catalán como en español, de producir textos estructurados y coherentes, y de descodificarlos, no suele ser objeto, en general, de enseñanza-aprendizaje en el sistema educativo de Cataluña. Por eso, es lógico que, generalmente, no la dominen los jóvenes que llegan a la universidad, como lo constatamos aquellos que trabajamos en la enseñanza superior; y, en muchos casos, me atrevo a decir que tampoco la dominan cuando terminan los estudios universitarios.

· Además, la “competencia comunicativa” en una lengua es mucho más que utilizar un sistema lingüístico para producir y descodificar textos. A esta competencia hay que añadir lo que Umberto Eco llama la “competencia enciclopédica” o lo que, en didactología de las lenguas y de las culturas, los didactólogos denominamos “competencia cultural”: la adquisición de la cultura —en sentido amplio: costumbres, historia, cine, teatro, literatura, política, economía, música, gastronomía, arte, etc. — del pueblo cuya lengua se aprende. Sólo así, a los auténticos locutores bilingües o multilingües no se les podrá aplicar lo que dice J.L. Borges, en El Aleph, del anticuario londinense, Joseph Cartaphilus, que “se manejaba con fluidez e ignorancia en diversas lenguas”.

· Las constataciones empíricas y lo que dicen las ciencias (lingüística, sociolingüística y didactología) están a mil años luz de lo que pontifican, sin fundamento y sin ruborizarse, esos charlatanes de mercadillo de la casta política y los “todólogos” de servicio catalanes. Todos estos legos, cegados por la fe nacionalista y alejados de las preocupaciones pedagógicas, se dedican a propalar y a repetir —como un mantra y sin venir a cuento—un rosario de mentiras sobre las bondades de la “inmersión precoz y total y sobre los peligros que traería consigo el equiparar el catalán y el español como lenguas vehiculares de la enseñanza en Cataluña. Y la casa, sin barrer: los jóvenes catalanes no llegan, en general, a adquirir la “competencia comunicativa” o el “código elaborado”, tanto en catalán como en español. Y los informes PISA o de la OCDE están ahí para recordarnos que permanecen instalados en la mediocridad.

· En efecto, poniéndose los principios psicopedagógicos por montera, todos estos ignaros consideran un ataque y una agresión que el español tenga, con el catalán, el estatus de lengua vehicular en el sistema educativo de Cataluña. Además, entrando en contradicción con la realidad, repiten hasta la saciedad que el español no está marginado en el sistema educativo catalán. Y vuelven a mentir cuando aseveran que el modelo de escuela catalana contribuye a la cohesión social y garantiza que los alumnos conozcan bien las dos lenguas. ¡Craso error!

· Lo dicho sobre la casta política y los “todólogos” podría decirse también de los profesionales de la enseñanza (profesores de todos los niveles educativos), que han dado y dan muestra de una ignorancia supina sobre lo que es dominar una lengua y sobre lo que hay que enseñar-aprender para conseguirlo. Y esto se ve, cada año, cuando nuevas hornadas de jóvenes llegan a la universidad, cada vez “más incapacitados para la expresión y el raciocinio” (Víctor García de la Concha dixit, hablando de los nuevos universitarios españoles). En general, ni saben leer, ni saben redactar, ni saben reflexionar, ni tienen “une tête bien pleine ni bien faite”, como hubiera dicho Michel de Montaigne. Es decir, no dominan los conocimientos instrumentales básicos e imprescindibles (i.e. la competencia comunicativa) para sacar provecho de los estudios universitarios y ser, en el futuro, hombres y mujeres, como diría Karlos Arguiñano, “con fundamento”.

Coda: « Je ne demande pas à être approuvé, mais à être examiné et, si l’on me condamne, qu’on m’éclaire » (Ch. Nodier).

© Manuel I. Cabezas González
Publicado en Diálogo Libre, Periodista Digital, La Tribuna del País Vasco, Bottup y Crónica Popular.
30 de noviembre de 2013


9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Tete,

      • Felices los ojos que te leen, aunque tu mensaje sea extremadamente lacónico, para mi gusto.

      • Por tu verbo, veo que eres un destacado y aventajado discípulo de Baltasar Gracián, aquel aragonés de Calatayud, que escribió, en "EL ARTE DE LA PRUDENCIA", esa frase tan repetida y que reza así (cf. aforismo nº 105): " La brevedad agrada y es útil […]. Lo bueno, si breve, dos veces bueno; incluso lo malo, si poco, no tan malo". Y añade unas líneas después: "Es una verdad común que el hombre largo (no tanto en estatura como en discurso) raras veces es sabio". Y, para rematar la faena, concluye: "Lo bien dicho en seguida (sic) se dice".

      Un cordial saludo, sabio Tete,

      Manuel I. Cabezas
      10 de diciembre de 2013

      Eliminar
  2. • Aquí, hace unas horas. LLORENÇ PLA echó SU pota nauseabunda y de bragueta. Por otro lado, no respetó la cortesía lingüística. Y, para más INRI, utilizó este dazibao libre y sin censura, no para debatir sino para publicitar un blog dedicado al ayuntamiento carnal.

    • Por eso, me he visto obligado a eliminar tamaña “cacona” por higiene mental, lingüística, social, ética, … Personajes así no se les espera y no tienen cabida en HONESTIDAD RADICAL.

    ResponderEliminar

  3. Estimat Manolo

    Què és aixó?

    - Aquí, hace unas horas. LLORENÇ PLA echó SU pota nauseabunda y de bragueta. Por otro lado, no respetó la cortesía lingüística.-

    No et fa vergonya ser lingüística i escriure això? -"Me lo vuelve a leer i lo vuelve a escribir com es debido!"


    T'ha ofès perquè t'has sentit identificat amb el que t'he dit, oi? Jo només vull fer petar la teva bombolla d'eufòria lingüística en la que et trobes. Intento que deixis el teu deliri adolescent, no perquè no em sembli bé que desitgis ser recordat com a lingüista o escriptor, si no perquè ho fas acosta d'atacar la meva terra Catalunya. Ves-te'n amb les teves tesis, påocasoltes a Madrid, o millor a Buenos Aires, on segurament seràs molt benrebut.
    No dic que siguis incapaç, ni ruc. Crec que ets prou llest per adonar-te que no passaràs a la història com a escriptor, ni com a lingüista..
    Et desitjo el millor, lluny peró, de la meva terra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. o Sra. Llorenç,

      • Es Ud. de esos lectores que se desentienden de lo que el mensajero trae en su zurrón lingüístico y sólo les interesa darle caza y hacer que pase a mejor vida. En efecto, en vez de reaccionar al contenido de mi texto, Ud. se dedica a despotricar contra la persona del “escribidor”, y lo hace sin ton ni son. Por eso es Ud., como dice un aforismo oriental, de los que miran el DEDO que le señala la LUNA.

      • Además, reconozco, no faltaría más, que es Ud. libre para utilizar la lengua que quiera. Ahora bien, si quiere difundir su punto de vista y convencer a aquellos que no piensan como Ud., debería haber empleado la lengua de Cervantes y de otros 500 millones más locutores y no el catalán que utiliza una pequeña comunidad lingüística (unos 3 millones, siendo muy generosos), ubicada en una pequeña región del noreste de España.

      • Le informo que HONESTIDAD RADICAL es muy joven (apenas 2 añines). Pero, ya ha tenido más de 59.000 visitas. Y la mayoría de los visitantes no son catalanohablantes. Creo sinceramente que Ud. ha olvidado o nunca ha aprendido para qué sirven las lenguas. Y por eso, hace un uso “contra natura” de las mismas.

      Manuel I. Cabezas
      13 de diciembre de 2013

      Eliminar
  4. Estimado señor Cabezas:
    el sistema educativo fracasa en Catalaña, efectivamente, tanto en lo que se refiere a la adqusición de la competencia comunicativa como en otras áreas. Fracasa en Cataluña y fracasa en otras comunidades españolas. Usted aduce como causa única el sistema de immersión lingüística. No le discutiré que tiene algo que ver. Mi propia prácrica docente me impide negar que sea un factor importante, pero sin duda no el único, o en ese caso los resultados del informe PISA (si es que tenemos que hacer caso de un proceso de evaluación estúpido y manipulado por el adiestramiento previo de los alumnos en las aulas) serían peores en Cataluña que en cualquiera otra comunidad española, y lo cierto es que hay comunidades monolingües con resultados peores.
    Con indepencia de esta cuestión, demasiado compleja como para ser tratada en un breve comentario, hay una afirmación suya que me parece enormemente preocupante, por los prejuicios de clase que conlleva. Escribe usted que las clases trabajadoras utilizan un "código restringido" y que frecuentemente están destinadas al fracaso escolar, frente al “código elaborado” de las clases medias, que conduce, "normalmente o más frecuentemente, al éxito escolar". Siguiendo con su tesis, las clases altas, más "favorecidas desde el punto de vista económico, social y cultural", como usted afirma, tendrían que ser la verdadera elite intelectual del país, de cualquier país. Pero sabe usted, como hombre instruído y al que supongo también una amplia experiencia vital, que eso no es cierto. Mis mejores alumnos siempre han pertenecido a la clase trabajadora, cuando a la inteligencia natural (que se presenta en la misma escasa proporción en todas las clases sociales) se suman el esfuerzo adicional que supone el intento de desclasamiento y experiencias personales mucho más curtidoras que las de los alumnos de clases más acomodadas.
    Por lo demás, pese a no compartir sus tesis ni sus enfoques, me alegro de haber encontrado su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sr. Sanz,

      • Después de haber reflexionado sobre su "feedback" lingüístico a mi texto, tengo que decirle que creo que compartimos, en general, los mismos puntos de vista sobre el tema abordado en mi texto aunque, a primera vista, parece que Ud. discrepa, enunciando algunas objeciones.

      • En mi texto reflexiono sobre el fracaso en las enseñanzas-aprendizajes lingüísticas en Cataluña. Pero coincido con Ud. en que este fracaso es un mal endémico de la enseñanza española. De todas formas, como Ud. lo reconoce también, la “inmersión precoz y total”, implantada en la escuela catalana, pone también su granito de arena al fracaso escolar.

      • Por lo respecta al fracaso y al éxito escolar en relación con las clases sociales, creo que me he expresado mal o la recepción de mi reflexión no ha sido correcta. Pone Ud. en mi boca algo que yo no he dicho. En efecto escribe Ud.: “hay una afirmación suya que me parece enormemente preocupante, por los prejuicios de clase que conlleva”. Y, a continuación, me atribuye a mí, la teoría de los códigos y su relación con las clases sociales y el éxito y el fracaso escolar, elaborada por el sociolingüista Basil Berstein.

      • En mi explicación de la noción “COMPETENCIA COMUNICATIVA”, traigo a colación esta teoría de los “dos códigos”, elaborada a partir de una observación y un análisis minuciosos de sus propios alumnos, por parte de B. Berstein. Y yo comparto este punto de vista de Berstein. Ahora bien, yo no generalizo (y Berstein tampoco) sino que preciso, tanto en el caso del “código restringido” como del “código elaborado”, que conducen MÁS FRECUENTEMENTE hacia el fracaso escolar (el primero) y hacía el éxito (el segundo). Como Ud. precisa, la “inteligencia natural”, el esfuerzo, el sacrificio, la dedicación,… hacen que el ascensor social funcione.

      • Me alegra y halaga que Ud. se alegre de haber encontrado el blog HONESTIDAD RADICAL, a pesar de “no compartir mis tesis ni mis enfoques”. Tengo que decirle que mis tesis y mis enfoques no son realmente míos. En mis textos, simplemente me pongo la bata de lingüista y, con los instrumentos que proporciona la lingüística, reflexiono sobre la realidad y la política lingüística y educativa en Cataluña

      Esperando y deseando que este primer contacto sea el principio de un largo intercambio de informaciones y opiniones entre nosotros, un cordial saludo,

      Manuel I. Cabezas
      13 de diciembre de 2013

      Eliminar
  5. Me llega la información de esta entrada via Eduardo de Prado, presidente del PCAS-CAT ( Partido castellano de Cataluña, el cual me recomienda su lectura. Transcribo aquí sus palabras al respecto: "
    El castellano está en franca retirada en la Península Ibérica; en España, por más señas.

    Entre que cerca del 35% de los españoles ya no estudian “en” español o castellano -y algunos menos, pero muchos, no lo hablan habitualmente ni en sus familias a diario- y entre que en Madrid, Villa y Corte, para ‘presumir‘-ellos también- de bilingüismo y de ser bilingües, han cometido la monstruosidad de hace VEHICULAR en la ENSEÑANZA una lengua NO ESPAÑOLA y no constitucional (el inglés), esto es tremendo. Hay culto-parlantes madrileños que no saben ya terminar una frase en castellano

    sin meter un ‘ingesazo‘ (como yo digo) , es decir una palabra en inglés.

    Si todos los países de IBEROAMÉRICA hicieran lo mismo que se hace en España y que en Madrid, dentro de 50 años la lengua común de Latino América sería el inglés. Sin duda,

    Esto es un desastre.

    La calidad, la densidad, que diría Julián Marías, del castellano hablado en España es bajísima.

    Además, como dan por sentado, erróneamente, que todos los que lo hablan en realidad lo dominan bien y con calidad, no hay prueba alguna de IDONEIDAD en castellano para ser de la Administración, del gobierno, de RTVE, TVE-1, La 2, Radio Nacional de España, etc., y resulta que el castellano (por contagio bobo, ramplón, memo) se empieza a hablar con todas la deficiencias, imperfecciones y vicios de los que lo hablan pero no lo tienen por lengua primera, propia y materna. (Muchos catalanes, baleares, valencianos, gallegos vascohablantes, asturianos…) que –se nota a la legua–- no dominan los registro profundo del Castellano. Así que el producto que se nos presentan los medios, especialmente hablados, es de pena. Trágico. No saben hablar español, pero no renuncia a nada. Es como el Maestro Ciruela, que no sabia escribir y puso escuela.

    Hay una presentadora en TVE-1 por la tarde que no sabe distinguirle un ‘de” de un “desde” y confunde, por ejemplo un ¿“de dónde eres”? con ¿“desde dónde llamas”?

    ¿Qué hacer, don Pío?

    Recomendable:

    Blog: Honestidad Radical
    Entrada: ¿EN QUÉ CONSISTE SABER UNA LENGUA?
    Enlace: http://honrad.blogspot.com.es/2013/12/en-que-consiste-saber-una-lengua_6.html

    ResponderEliminar
  6. La verdad muy buen articulo...muy interesante.muchas gracias

    ResponderEliminar