sábado, 31 de diciembre de 2011

“H.R.” PROGRESA ADECUADAMENTE

· Desde que, el 2 de junio de 2011, abrió sus puertas HONESTIDAD RADICAL (HR), han pasado 7 meses.  Por eso, un balance (o evaluación formativa) parece funcional y necesario. Creo que el camino recorrido, en estos meses, me permite afirmar, sin la menor vacilación, que HR ha progresado adecuadamente, si no perdemos de vista el objetivo que perseguía: ser un humilde discípulo de Mariano José de Larra, quien dijo de sí mismo: Mi vida está dedicada a decir aquello que los demás no quieren oír"; ser como aquellos bufones medievales que tenían bula para criticar abiertamente a sus soberanos; ser como el niño del cuento de de H.Ch. Andersen que se atrevió a gritar: “¡¡¡El rey está desnudo!!!”.

· Esta auto-evaluación positiva la fundamento en dos datos objetivos: por un lado, el número de visitas que ha tenido HR; y, por el otro, el eco de los textos publicados en “nuestro blog” (el tuyo y el mío; el mío y el tuyo), en otros medios de comunicación. En efecto, desde el 2 de junio al 31 de diciembre de 2011 (10h45), HR ha tenido 11.492 visitas. Para un blog concebido, gestado y alumbrado por un desconocido en este ámbito e inexperto en estas lides, creo a pies juntillas que es para estar satisfecho, aunque no podemos ni debemos dormirnos en estos laureles.

· Además, los textos colgados en HR han sido recogidos y publicados por otros medios de comunicación,  no porque el que suscribe conociera a sus directores (que no es el caso), sino por el interés y la actualidad de los temas abordados en ellos. Sin ánimo de ser exhaustivo, debo citar La Voz de Barcelona, que me ha ofrecido ser colaborador habitual con una columna mensual, guante que recogí, como los caballeros medievales, sin pensarlo dos veces; Leonoticias.com; Bierzo7; Periodicoelbuscador.com; Cerdanyola.Info; Cerdanyola al Dia; Tot Cerdanyola; y A Fons Vallès.

· Creo que este balance, globalmente positivo, se fundamenta en el hecho de que se ha respetado y aplicado escrupulosamente la declaración de principios, que hice en el segundo texto colgado en HR (cf. “De la honestidad radical”). Por otro lado, pienso que no es ajeno a este humilde éxito el hecho de que HR es uno de esos blogs “no sometido a ninguna presión, salvo la atmosférica” (Muna, personaje emblemático del barrio Latino del Paris de los años 70). Y finalmente, la evaluación positiva de HR se debe también al hecho de que, en nuestro comportamiento lingüístico, hemos seguido el consejo de Risto Mejide, ese publicista mediático, que escribió hace tiempo, en su estilo provocador: “Si hablas o escribes y nadie se molesta, es que no has dicho nada”.

· Después de dar unas paladas de cal, ahí va una de arena: pienso que el diálogo que yo pretendía instaurar entre todos los visitantes de HR no se ha producido con la frecuencia y la intensidad que me hubiera gustado. Son más numerosos los “voyeurs” (cf. cifra de visitas) que los agentes activos en el comercio lingüístico (ausencia de colaboraciones y pocos comentarios).

· Sólo me queda desearos a todos los visitantes de HR una ¡¡¡FELIZ NOCHEVIEJA!!!, que espero que sea también una “noche buena”, y un ¡¡¡PRÓSPERO 2012!!!

© Manuel I. Cabezas González
31 de diciembre de 2011

3 comentarios:

  1. Tu perseverancia en sacar a flote la Honestidad Radical raya el delirio de Don Quijote de La Mancha al intentar acabar con todos los villanos de éste mundo. Por ello, por esa cabezonería de Don Cabezas, me apunto a éste blog libre de ataduras. Espero, en la medida que me sea posible, contribuir al diálogo y la búsqueda de un poco más de luz. Saludos a todos los amantes de la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Pilar,

    · Como podrás constatar, has seguidos los pasos que explicité en el sexto texto que he colgado en HR y que lleva por título ¿CÓMO COLGAR COMENTARIOS EN "HR"? Y has hecho llegar tu mensaje fático (tu mensage-test)

    · Ahora que conoces la forma, te invito a que transites, con frecuencia, por ese puente llamado diálogo, que une múltiples orillas: tú y yo; yo y tú; tú, yo y él o ella o ellos o ellas; él o ella o ellos o ellas, tú y yo; ...

    ResponderEliminar